¿Adiós a Belén Esteban?

A rey muerto, rey puesto. O mejor dicho “a princesa muerta, princesa puesta”. Esta debe de ser la frase que más se debe estar escuchando por los pasillos de Telecinco. La cadena de Mediaset parece que no quiere dejar vacío el cargo de princesa del pueblo y tras el posible abandono o alejamiento de los platós de Belén Esteban ya se han encargado de encumbrar al estrellato a la nueva depositaria de tal honrífico título: Rosa Benito.

Ahora se entiende por qué nos han torturado medio verano con las idas y venidas del matrimonio Mohedano-Benito. Horas y horas hablando de ellos y su crisis matrimonial. Todo el país opinando sobre ellos. Desde que Rosa Benito resultase vencedora hace más de un año en Supervivientes, donde ya sembró la semilla de su mal de amores, Telecinco se ha encargado de construir poco a poco esta nueva princesa del pueblo para sustituir al producto más exprimido por una cadena en la historia de la televisión: Belén Esteban.

Cuando a principios de verano su enésima separación matrimonial ya no importaba a nadie, la cadena de Fuencarral puso a rodar la maquinaria de su nuevo arma de destrucción de audiencias: la Benenito.

Belén Esteban ya no vende como antes. Sus trapos sucios han sido lavados en público durante más de 12 años. Sus crisis matrimoniales no interesan y su carácter se ha ido avinagrando a pasos agigantados. Ahora lo que se lleva es Rosa Benito, Amador Mohedano y sus intimidades. Las audiencias han hablado.

¿Qué pasa ahora con la Esteban? Pues que abandona la televisión. No sabemos si definitivamente (cosa que me extraña) o por un tiempo. Según su representante tiene un problema de salud que no ha especificado y debe alejarse un tiempo de los focos y los platós.

Sinceramente lo que le ha pasado a Belén Esteban es que ha petado. La encumbraron como ídolo de masas y bajo su bandera de madre coraje ha sido rentabilizada por revistas y programas, copado cientos de portadas y logrado audiencias estratosféricas. Creo que la pobre no asimiló nunca del todo la fama, el monstruo en el que la estaban convirtiendo y ahora, cuando parece que la gallina de los huevos de oro se está quedando seca, la caída promete ser de las que hacen daño. Creo que aún es pronto para que hablemos de juguete roto pero tiempo al tiempo.

No puedo sino alabar la capacidad de Telecinco de generar princesas del pueblo. Hemos pasado de una madre coraje que resumió bajo sus problemas a las madres españolas cuyos padres pasan de sus hijos bajo el lema “por mi hija mató” a una señora al cual, el matrimonio le está amargando la vida porque su marido no acepta que su mujer sea la que triunfe y lleve el dinero a casa. Por desgracia, reflejo de esta sociedad española que va de moderna pero a la que aún le quedan reminiscencias de Bienvenido Mister Marshall.

Lo que si está claro son dos cosas: la primera es que Rosa Benito seguirá siendo la protagonista y seguirán exprimiendo sus crisis matrimoniales hasta que la audiencia se canse. Sólo pido a Dios que no firme los papeles del divorcio o tendremos culebrón hasta 2013.  La segunda es que lamento decirle a Belén Esteban que no podrá retirarse de la televisión. Exprimirán su posible abandono, su misterioso problema de salud y analizarán su transformación de princesa del pueblo a juguete roto.

A veces, cuando aceptas jugar a este juego de la televisión, no eras capaz de medir las consecuencias a largo plazo y cuando te das cuenta de que prácticamente has vendido tu alma al diablo, muy poco se puede hacer ya.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: